top of page
  • Foto del escritorNacho León

'La cofradía de las invisibles': Esperpento folklórico-grotesco


La cofradia de las invisibles

La cofradía de las invisibles no es una obra para todo el mundo. No es un producto teatral convencional de consumo rápido y digestión ligera. Y lo digo en el buen sentido de la expresión. Es un montaje, en la línea de trabajo de la compañía Las inviernas (liderada artísticamente por su dramaturga y directora Xus de la Cruz), potente, impactante, duro y corrosivo. Que fuerza las convenciones teatrales hasta sus límites, jugando con el estado mental y de ánimo del público, su receptividad y su ritmo interno. Es un espectáculo al que es preciso acudir con la mente abierta y el cuerpo dispuesto a dejarse llevar. Y si esto se produce y se entra en el código, la experiencia como espectador es más que satisfactoria, completa, ritual y, en cierto modo, catártica.


Como buenos fieles devotos esperando a ser admitidos como parte de la cofradía, el espectador se mantiene expectante, por una estética y un lenguaje sorprendentes y chocantes. Las inviernas trabaja el código interpretativo del grotesco, impactante y exigente desde lo físico, e inquietante para los menos iniciados. Xus de la Cruz bebe del tronco común que la emparenta con creadores como La Zaranda, Tadeus Kantor, y corrientes como el Esperpento y el Teatro del absurdo. El ritmo es pretendidamente lento, la atmósfera densa, áspera, el juego de repeticiones continuo. Los minutos pasan con la sensación de que la acción no avanza, por ese bucle en el que se mueven los personajes. Pero llega un momento en el que el estado de ánimo del público se transforma. Si por momentos, sentimientos como la impaciencia, la angustia y el desasosiego invaden al espectador, hay un punto en el que el cerebro hace click, el cuerpo se relaja, y nos sumergimos en el código, iniciando una especie de viaje, de trance, en el que el devenir del tiempo no es importante, y donde nos fusionamos con la realidad de los personajes que procesionan en esta Cofradía de las invisibles, dejándonos llevar de su mano.


El texto, superando un primer nivel de comprensión en ocasiones complejo, debido a la propia idiosincrasia del espectáculo y de la constante ruptura del lenguaje, se muestra rico y cargado de significado. Tres personajes situados en los márgenes, tres seres deformados, desdibujados y agonizantes, proyectarán sus propios demonios en escena, sus pensamientos más oscuros, en un ambiente onírico, atemporal y lleno de simbolismo. El folklore religioso popular, concretamente el andaluz, impregnan la estética del montaje, de forma evocadora, a la par que irreverente y desenfadada. El espacio diseñado por Alessio Meloni indaga en este ambiente de ensueño, en el que todo está conectado y tiene ese punto de irrealidad, además de la sensación de circuito cerrado, de espacio en el que los personajes están atrapados en un bucle del que no pueden escapar.


Cristina Subirats, Silvana Navas y Ángel Villalón realizan un trabajo físico y coreográfico espectacular. El derroche de energía y recursos que despliegan a lo largo de la obra es desde luego uno de los puntos fuertes del montaje. Estamos ante un trabajo individual y de elenco minucioso, detallista y exigente, desde una clave absolutamente opuesta al naturalismo y, sin embargo, siempre trabajando con una verdad escénica apabullante.


La cofradía de las invisibles es de estos montajes que exigen al espectador. Que no se conforma con tener a una audiencia pasiva y acomodada en sus asientos. Necesita que se mojen, que se remuevan en sus asientos, que trabajen y remen en el mismo sentido que la obra, para acabar formando parte de la gran procesión teatral de Las inviernas, que nos llevan a una experiencia escénica más allá de lo convencional. Bienvenida sea.


LA COFRADÍA DE LAS INVISIBLES

COMPAÑÍA: Las inviernas teatro

AUTORÍA, DIRECCIÓN Y DRAMATURGIA: Xus de la Cruz

INTERPRETACIÓN: Silvana Navas, Cristina Subirats y Ángel Villalón

DISEÑO DE ILUMINACIÓN: Rubén Martín Vaya

DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA Y ATREZZO: Alessio Meloni

DISEÑO DE VESTUARIO: Igone Teso

CREACIÓN AUDIOVISUAL Y FOTOGRAFÍA: León Velásquez

ESPACIO SONORO: Ricardo Márquez

DISEÑO GRAFÍCO: Andrea Serrat

FOTOGRAFÍA SURGE MADRID: Virginia Rota

NAVE 73. MADRID


Visto el 29 de noviembre de 2022


84 visualizaciones

Commentaires


bottom of page