• Coral Ros

'Edipo entre las llamas': creerse inocente o encontrar al mostruo

Ver Edipo a través de las llamas dirigido por Luis Luque es un verdadero sueño como puesta en escena. Su comienzo, impresionante, espectacular, a golpe de coro griego enmascarado con el trabajo de Asier Tartás Landera que se desplaza por el espacio con un trabajo de movimiento escénico, composición de Sharon Fridman que ya anuncia un montaje fuera del realismo, nos ofrece ser testigos de ese sueño teatral.


Sueño que dramáticamente hablando, también será el de Edipo o más concreto sea decir la pesadilla para el de Tebas, que tendrá que enfrentarse consigo mismo y su propio destino, del que no puede escapar como nos lo hace saber el dramaturgo de esta propuesta, Paco Bezerra. En algún momento de nuestras vidas nos puede tocar ser, a cualquiera de nosotros, Edipo: las dos caras de una misma moneda, inocente y verdugo, presa y cazador, sin poder huir de uno mismo y de sus propios actos.


Luque nos presenta un Edipo vestido de blanco inmaculado, inocente como su blancura que lucha contra el destino impuesto y recorre el camino para ser conocedor de sí mismo y de su pecado que ya nos dejan claro desde el principio a modo de titular mediante una frase proyectada por todo lo alto: “Matarás a tu padre y yacerás con tu madre”. A partir de ahí, la pericia del héroe, que es ya sabida por todos los conocedores de la tragedia de Sófocles, será a modo de sueño o más bien de pesadilla, la escrita por Becerra.


Y como todo buen sueño, este montaje promete ser un desafío para los sentidos. Y lo es. En cuanto a vista y oído, lo es. En cuanto a belleza estética que sabe combinar la imagen en directo, iluminada tan elegantemente por Juan Gómez-Cornejo (con colores como el azul Klein), con una gigante proyección de videoescena diseñada por Bruno Praena que descansa sobre la colosal escenografía, diseñada por Mónica Boromello, en forma de gran rectángulo frontal con una escalera escondida por donde se ve subir y bajar lateralmente a los personajes (que puede evocar al ascenso y la bajada entre cielo y tierra recordándonos la supeditación del ser humano a los dioses o al destino), envuelta en el papel de regalo de un espacio sonoro y la composición de música original de Mariano Marín espectacular de principio a fin, que viste el montaje en una atmósfera perfecta entre la tragedia y el thriller.


Se puede decir que hay puesta una especial atención y cuidado en la búsqueda de la forma dentro del montaje, sin obviar grandes hallazgos tanto a nivel visual, como jugar con las diferentes alturas dentro de la escenografía o la escena de la de la lucha contra la esfinge con un gran trabajo coreográfico y corporal además de la más que talentosa interpretación de Julia Rubio. Tanto como a nivel de sonido, se podría mencionar la música en directo del violín o ese impresionante final sonoro que acompaña el monólogo del “Edipo sentenciero” hacia sí mismo. Y es en esa búsqueda de la forma, que en ocasiones se echa de menos y más especialmente en el desenlace de la tragedia, la coherencia corporal de los intérpretes en consonancia a la intención de la palabra.


Pero es innegable que el conjunto de la obra es un interesante viaje que nos propone Luis Luque y Paco Becerra para plantearnos qué lugar ocupamos en el mundo, cómo nos enfrentamos a nuestras responsabilidades y cómo en momentos, todos somos Edipo cuando la vida se nos torna un mal sueño.


EDIPO ENTRE LAS LLAMAS.

Escrita por: Paco Bezerra

Dirección: Luis Luque

Reparto: Jonás Alonso, Mina El Hammani, Álvaro de Juan, Jiaying Li, Alejandro Linares, Andrés Picazo, Julia Rubio y Alejo Sauras

Diseño de iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Diseño de vestuario: Almudena Rodríguez Huertas

Composición música original: Mariano Marín

Diseño videoescena: Bruno Praena

Diseño de escenografía: Monica Boromello

Coreografía: Sharon Fridman

Ayudante de dirección: Álvaro Lizarrondo

Asistente de coreografía: Arthur Bernard

Maestro de máscaras: Asier Tartás Landera

Residencia de ayudantía de dirección del Teatro Español: Víctor Barahona

Una coproducción de Festival Internacional de Mérida, Pentación Espectáculos y Teatro Español

TEATRO ESPAÑOL. MADRID


Visto el 8 de septiembre de 2021

#Critica #CoralRos #TeatroEspañol #Madrid


108 visualizaciones